Caminar el Bosque

http://localhost/wp-content/uploads/IMG-20220516-WA0042.jpg

El día viernes 20 de mayo, a las 12:20 hrs., un singular encuentro se dio cita en la Sala C del Instituto de Música de la PUCV: la presentación del proyecto Caminar el bosque. Experiencias en torno a investigación-creación de paisajes sonoros en el Parque Nacional Villarrica, instancia que fue dirigida y articulada por la antropóloga Mariana León y el musicólogo y antropólogo Antonio Tobón, responsables y ejecutores de dicho proyecto. La singularidad del encuentro estuvo precisamente en la invitación de Mariana y de Antonio a compartir, con quienes estuvimos presentes aquel día, la escucha de un conjunto de piezas que componen el álbum Nguzuam Tañi Mahuiza: Reflexionar de la Montaña, las cuales, en sus propias palabras, “presentan experiencias, percepciones y reflexiones vividas en inmersiones profundas de baño de naturaleza, por los y las voluntarias del proyecto”. A partir de esto, pudimos experimentar la escucha común de una serie de obras que se configuraron en torno a la percepción, el registro y la intervención sonora posterior –reflejada y desplegada en forma colaborativa junto a Antonio Tobón– del sonar abundante de un bosque nativo que, de distintas maneras, fue extraído y resignificado por artistas provenientes de diversas disciplinas y oficios. Las piezas que componen el disco, bajo la perspectiva de Mariana León, lograron expresar la emergencia de una multiplicidad de capas de experiencia, en tanto fueron creadas como huellas heterogéneas de un trabajo de exploración que tomó a la caminata sonora como un modo eficaz para reflexionar sobre cómo afectamos a la naturaleza y, al mismo tiempo, cómo esta nos afecta, en una relación siempre recíproca y dinámica. El proyecto Caminar el bosque, de esta manera, apareció en el marco del IMUS PUCV como una invitación a interrogar a nuestra propia escucha: por un lado, nos permitió pensar en la incidencia de aquel sentido en el despliegue de experiencias estéticas que tensionan ciertas divisiones disciplinares con las que la música comúnmente opera, y por otro lado, nos impulsó a dialogar acerca de la potencia inusitada que el acto de escuchar puede tener si consideramos de un modo inclusivo y convocante la labor de producir conocimiento.

Los audios de este proyecto pueden escucharse aquí: http://archivoveintidos.org/catalogo/a22028.html

Chabelita Fuentes. Cantora y patrimonio vivo, homenajeada por la PUCV

El Fondo Margot Loyola de la PUCV, a través de su guardadora María Eugenia Cisternas propuso realizar un homenaje a Matilde Isabel Fuentes Pino (Chabelita Fuentes), reconocida cantora Tesoro Humano Vivo e Hija Ilustre de San Vicente de Tagua Tagua, quien fuera la inspiración del proyecto para reconocer el Día Nacional de la Cantora Chilena, a conmemorarse el 14 de marzo fecha del natalicio de esta cultora, que ya fuera aceptado por unanimidad en la Cámara de Diputados y que aún falta la resolución en la cámara alta. 

Esta actividad realizada pasado el medio día del 17 de marzo en la Cineteca, contó con el apoyo en amplificación por parte del Instituto de Música, además de la difusión y respaldo con cambios en actividades, para que los estudiantes de Primer Año de Pedagogía y Licenciatura que cursan cátedras de Música Tradicional y Música de Tradición Oral impartido por la profesora Viviana Morales, pudieran asistir sin inconvenientes a esta importante actividad. Se destaca la asistencia de medio centenar de estudiantes del Instituto, además de  público en general, demostrando interés y entusiasmo por el repertorio entregado por esta cantora.

La presentación de Chabelita Fuentes contó con la presencia artística de Laura Yentzen otra cantora de larga trayectoria, compañera de grupo Las Morenitas y su discípulo Diego Barrera. Un bello mensaje enviado por la Asociación Nacional de Cantoras de Chile, respaldando la vida y virtudes de Chabelita la emocionaron hasta las lágrimas. Es necesario reconocer y valorar la presencia y canto de Emma Madariaga, nacida en cuna del canto tradicional chileno y alumna destacada del Instituto de Música de nuestra universidad.

Clic aquí para más información


Homenaje a don Eugenio Challapa

«El cultor tradicional aymara Eugenio Challapa Challapa, falleció este jueves en la ciudad de Iquique, a la edad de 80 años.

«Originario de la localidad de Chulluncane, en el sector Cariquima de la comuna de Colchane, Eugenio Challapa dejó una huella imborrable en el rescate y la creación de la cultura aymara.

«A nivel nacional es conocido por ser compositor del tema Tata San Juan que popularizara el grupo Inti-Illimani, cuyos arreglos realizó el músico Horacio Salinas».

Fuente: soychile.cl

Lo siguiente es una selección de 6 adaptaciones de la canción Tata San Juan compuesta por Eugenio Challapa, interpretada por estudiantes de primer año del Instituto de Música de la PUCV, en el marco de la asignatura Música Tradicional en Chile a cargo de la profesora Viviana Morales Sánchez.

Esperamos que este pequeño homenaje sea un aporte a la memoria de tan icónico cultor de la cultura aymara, y que pueda servir como testimonio del tremendo legado de Eugenio Challapa en el imaginario sonoro chileno.

Alonso Rojas

José Aranda, Oscar Aranda, Nicolás Cajigas, Sergio Manterola y Víctor Reyes

Felipe Palacios, Benjamín Romero, Catalina Guerra y Catalina Monsalves

Lucas Munilla

José Urrutia y Damián Zamora

Yilian Rojas, Joaquín Lepe, Renata Tapia, Benjamín Vío, Trinidad Alvarado, Jesús Osorio

Investigador postdoctoral aborda conexiones globales del folclor político chileno

Durante el año 2021, el musicólogo e historiador Javier Rodríguez Aedo se encuentra realizando su estadía postdoctoral en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con el proyecto «Conexiones globales del folclor político chileno (1968-1982)» bajo la supervisión de la docente IMUS Laura Jordán González.

Musicólogo e historiador Javier Rodríguez Aedo, investigador postdoctoral PUCV 2021

La investigación examina las conexiones musicales, los contactos políticos y las transferencias artísticas internacionales desarrolladas en torno al folclor chileno entre los años 1968 y 1982. En un primer momento, nos enfocaremos en identificar las conexiones establecidos entre la música folclórica chilena y los países democráticos de Europa occidental, especialmente Francia, RFA, Italia e Inglaterra. En un segundo momento, nos enfocaremos en identificar los vínculos establecidos con los países bajo la influencia soviética, como fue el caso de Cuba, RDA y la Unión soviética. A pesar que los músicos chilenos establecieron relaciones artísticas duraderas principalmente con los países democráticos, realizar un contrapunto con los países del Bloque Este nos permitirá comprender las diversas estrategias desarrolladas por la música folclórica chilena al momento de insertarse en otros países.

La hipótesis de nuestro proyecto guarda relación con el tejido transnacional que envuelve la práctica política del folclor chileno. El trabajo de cantantes y conjuntos folclóricos no puede ser explicado sin recurrir a las experiencias artísticas desarrolladas en el extranjero. Todas las experiencias vividas por los músicos chilenos en Europa y Cuba (ya sea durante la Unidad Popular, como durante el primer periodo del exilio chileno) contribuyeron a redefinir su rol, posicionándolos al mismo tiempo en escenas musicales y políticas globales.

Aparcoa, 1975, Dresden, RDA (Archivo Deutsche Fototek)

Buscamos demostrar, en definitiva, que la práctica política del folclor (discursos, imágenes, instrumentos, discografía, performances) es una orientación global propia a la Guerra fría cultural, que los músicos locales introdujeron al país (y en la historia de la música chilena) al ritmo de sus propias experiencias y conexiones transnacionales. El ejemplo de Violeta Parra (y sus hijos) es fundamental en este punto. A través de un movimiento de ida-vuelta, los músicos chilenos se apropiaron creativamente de una orientación cosmopolita del folclor (y de las músicas populares urbanas), para luego volver a poner en circulación sus propias maneras de entender este tipo de músicas. Se trató por lo tanto de una inédita lectura “artística” de la Guerra fría cultural desde Chile.

Karaxú, 1979, , Amsterdam, Holanda (Archivo digital Europeana)